Psicólogo sanitario · Máster en terapia de conducta · Nº Col.: G-3685

Trastorno por Estrés Postraumático

El síndrome de estrés postraumático es un trastorno psicológico que puede aparecer en personas que han experimentado o sido testigos de sucesos aversivos como situaciones de guerra, agresiones sexuales, todo tipo de accidentes de cierta gravedad, secuestros, o que han recibido un diagnóstico de una enfermedad grave o terminal.

Una persona con este trastorno presenta tres características fundamentales:

  1. Revivir de forma intensa la experiencia en forma de pesadillas, imágenes o recuerdos repetitivos e involuntarios.
  2. Tendencia a evitar o alejarse de las situaciones o lugares asociados al trauma o incluso negarse a hablar o rememorar sobre ello.
  3. Respuesta de sobresalto desproporcionada que suele ir acompañada de dificultad de concentración, irritabilidad e insomnio.

Es frecuente que aparezca amnesia disociativa o imposibilidad para recordar información relativa al hecho traumático. Esta amnesia puede estar relacionada con sentimientos de vergüenza y o culpabilidad y también con nuestra tendencia a olvidar lo desagradable. Pero también puede impedir la expresión emocional de lo ocurrido y dificulta el apoyo social con lo cual es improbable que se produzca la necesaria reevaluación cognitiva del suceso. De esta forma se facilitan las conductas evitativas y se van deteriorando el funcionamiento social y laboral, perdiéndose de esta manera las actividades gratificantes. Todo ello va desembocando en cierto embotamiento afectivo que dificulta la expresión emocional y afectiva.

Los síntomas del trastorno por estrés postraumático suelen ser más graves y duraderos en función de la intensidad y duración del hecho traumático y cuando las situaciones son efecto del ser humano e intencionadas y no meramente fortuitas. Esto aumenta la percepción de falta de control del afectado.

Las primeras reacciones típicas como malestar generalizado, perdida de apetito y del sueño, tendencia al aislamiento, etc. suelen remitir en pocas semanas. Pueden permanecer más tiempo síntomas depresivos y de ansiedad, la pérdida de autoestima y de confianza para encarar los retos que nos traiga la vida.

Es frecuente, así mismo, que se eviten las relaciones sociales o que las relaciones sexuales se vean afectadas, especialmente por pérdida de deseo. Todo ello puede llevar a una pérdida de disfrute de la vida.

No todas las personas que experimenten un hecho traumático  van a desarrollar un síndrome de estrés postraumático, o si lo hacen será con la misma intensidad y duración. Ello depende de distintas variables.

Entre los factores que aumentan la vulnerabilidad podemos encontrar:

  1. Características del evento traumático: Si el agente traumatizante es más fuerte, duradero o frecuente o si es otro ser humano, el trauma será generalmente más intenso y duradero.
  2. Factores de género: Es más frecuente en mujeres ya que estas suelen percibir mayor amenaza y falta de control ante un evento traumático, experimentando una mayor reacción emocional.
  3. Factores intrapersonales:

Una mayor hipersensibilidad al estrés.

La personalidad es otro factor importante, por ejemplo, las personas con mayor neuroticismo (Inestabilidad emocional y tendencia a la preocupación y a sufrir ansiedad) o introversión tienden a desarrollar con más facilidad TEPT.

Alteraciones psicológicas previas como la depresión.

Antecedentes de trastornos psiquiátricos en la familia.

Haber sufrido otras situaciones traumáticas en el pasado.

Tener una débil autoestima

4.Factores sociales: La falta de apoyo social, problemas familiares, de pareja,          laborales o dificultades económicas son algunas de las circunstancias que            facilitan el desarrollo del trastorno por estrés postraumático.

Como se produce el trastorno de estrés postraumático

No existe una teoría unificada que permita explicar todos los aspectos del TEPT. Los modelos de condicionamiento, desde la teoría del aprendizaje, explican mediante el condicionamiento clásico (estímulo incondicionado y condicionado, respuesta incondicionada y condicionada) la ansiedad extrema y los sentimientos de terror.

El condicionamiento operante explicaría la evitación cognitiva y conductual por el alivio que supone no enfrentarse a ellas (refuerzo negativo) y de la misma manera, la resistencia de las secuelas del trauma a desaparecer espontáneamente.

La teoría de la indefensión aprendida de Seligman darían cuenta de los síntomas de depresión, apatía y pérdida de interés por actividades gratificantes.

Por último, desde la teoría del procesamiento de la información se intenta explicar la re-experimentación de síntomas que presentan los pacientes con TEPT. Estos parecen no haber procesado los síntomas emocionales del evento traumático adecuadamente, interfiriendo de esa manera, en la integración emocional y cognitiva de otras conductas y experiencias.

Por ejemplo, una mujer que haya sido agredida en su domicilio por una persona cercana puede ver modificados los esquemas cognitivos que regían las reglas de seguridad y de peligrosidad o perversidad de algunos estímulos significativos de su vida. Si después de la agresión percibe su casa como un lugar inseguro, y cree que tampoco puede confiar en personas conocidas, su vida cotidiana puede verse muy perturbada.

Tratamiento online del TEPT

Es fundamental una cuidadosa y completa evaluación en el trastorno por estrés postraumático ya que la evitación y la disociación que puede presentar el paciente pueden llevar al terapeuta a no tener en cuenta algunos factores esenciales para el adecuado diseño de la terapia.

La técnica básica será la terapia de exposición en la que el paciente tendrá que afrontar las situaciones temidas y evitadas o sus imágenes y representaciones. La confrontación de pensamientos o imágenes siempre se hará de forma gradual, desde los más simples y fáciles hasta, poco a poco, llegar a los de más dificultad.

No podrá faltar el entrenamiento en el control de la ansiedad ya sea mediante técnicas conductuales de relajación y respiración u otras de tipo cognitivo como el cambio de pensamiento, auto-instrucciones o técnicas de distracción, entre otras.

El EMDR o desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares puede ser considerada una variante de exposición que está resultando muy eficaz en el TEPT. El EFT o técnica de liberación emocional, aunque con fundamentos distintos, funciona de forma muy parecida. Se evaluará la posibilidad de utilizarlas en función de las características de cada caso.

En los pacientes que sea necesario también se les entrenará en el control del comportamiento agresivo y de la ira.

En suma, se tratará de cambiar la interpretación amenazante de pensamientos, recuerdos e imágenes intrusivas sustituyéndola por una más adaptativa.

Mejoraremos la gestión emocional del paciente y su expresión, ayudándole a que recupere sus actividades cotidianas, tanto las sociales y laborales como las de ocio, y facilitando que encuentre el necesario apoyo social y familiar para que pueda reencontrarse con su confianza y esperanza en el futuro.

Contacta con tu psicólogo online si crees que puedes estar sufriendo este trastorno y estás interesado en nuestros servicios.

Francisco Porto

Psicólogo Sanitario y Master en Terapia de conducta.


Quote Rotator

Categorías

Formas de pago

  • Ingreso o transferencia bancaria: Recuerda que mediante esta modalidad, puede tardarse varios días en recibir el pago y si se hace por transferencia la entidad bancaria puede cobrar una pequeña comisión.
  • Tarjeta de crédito o débito: Esta forma de pago inmediato es cómoda, rápida y no conlleva ningún gasto adicional para el cliente. Al realizar el pago se conecta con la web segura de la entidad bancaria donde se le pide el número y fecha de caducidad de su tarjeta. Los datos se transmiten cifrados a la entidad bancaria sin que en ningún momento Tu psicólogo-online tenga acceso a esos datos. Una vez autorizada la transacción por la entidad emisora de la tarjeta, la pasarela de pagos de la entidad bancaria informará del resultado de la operación tanto al emisor como al destinatario del abono.
  • PayPal: A través de PayPal puedes realizar pagos por internet de forma segura, sin tener que enviar tus datos bancarios cada vez que realices una compra. Acepta tarjetas de crédito, tarjetas de débito y transferencias bancarias. El servicio de transferencias de PayPal permite cargar el importe de las compras directamente en la cuenta bancaria del comprador y realizar el ingreso inmediatamente en la del vendedor. La operación no tiene comisión para el comprador, ni por parte de PayPal ni de la entidad bancaria, pero nos hemos vistos a añadir un recargo para compensar las elevadas tarifas que nos cobra Paypal que puede llegar al 4,8% en el caso de una orientación por mail. Puede elegir otra forma de pago si quiere evitarlo. Muchas gracias.

Yepp! This is just a design for your awesome website and i am m sure you gona love