Ejercicio físico y Depresión

¿Puede el ejercicio en realidad mejorar mi estado de mal ánimo?

Sí. Una caminata a paso brioso tres veces a la semana puede ayudarle a recuperarse de una depresión en menos tiempo, puede disminuir la severidad de la misma, e incluso puede prevenir desde un principio que sea afectado por la melancolía o la tristeza. Docenas de estudios clínicos han demostrado que el ejercicio puede de manera significativa aliviar síntomas físicas y emocionales en personas que sufren de la depresión clínica. Otros estudios han demostrado que personas de cualquier edad, sea usted joven o en edad avanzada, sufrirán menos problemas físicos y mentales tanto como gozaran de un mejor auto-estima al seguir un régimen fijo de ejercicio.

Lee más…

Los beneficios de dejar de fumar

Tiempo sin fumar y los consiguientes cambios beneficiosos para la salud

En 20 minutos la tensión arterial y el ritmo del pulso retornan a los niveles normales.

En 8 horas los niveles de nicotina y monóxido de carbono se reducen a la mitad, los niveles de oxígeno vuelven a la normalidad.

Lee más…

El Estrés y el Aumento de Peso

Las rosquillas y los doritos nunca han resuelto los problemas de nadie, sin embargo eso no nos impide buscar consuelo en esa clase de comida.

Cuando el trabajo se hace frenético, cuando los planes se derrumban, cuando las relaciones fallan, tenemos la tendencia de calmar la mente llenando el estómago.

«Todos tenemos nuestra comida reconfortante,” dice Marci Gluck, PhD, psicóloga de investigaciones clínicas con los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Una bolsa de totopos, un plato grande de macarrones con queso, o un cartón de helado de moca bombón, todos pueden hacer que una persona se sienta mejor.

Lee más…

¿Quieres dejar de fumar?

Lo primero es tener claro, en lo más profundo de uno mismo, que uno quiere dejar el tabaco, cada uno tendrá sus motivos, creo es muy importante analizarlos, para ello apuntamos en un papel y vemos los beneficios que hasta ese momento nos ha aportado el tabaco y en otro papel escribimos losperjuicios obtenidos hasta ese momento y en el futuro, si es que seguimos fumando. Si somos sinceros veremos que el tabaco está dañando seriamente nuestro cuerpo físico a nivel circulatorio, favoreciendo el infarto cardiaco, la trombosis cerebral, la mala oxigenación de nuestros tejidos, especialmente en las extremidades, ha disminuido considerablemente nuestra capacidad pulmonar, se ha formado una bronquitis crónica con tos y expectoración por las mañanas, cada vez nos resfriamos con mayor frecuencia, nuestro gusto y olfato están deteriorados, y, se ha incrementado el riesgo de padecer cáncer de pulmón, laringe, traquea, vejiga, estomago, mama, etc. Los fumadores pierden una media de vida de 10 a 20 años, esto acarrea indescriptibles sufrimientos en todos los seres que aman a los fumadores, pérdida de años de compañía con los seres que amamos, soledad, desesperanza, que sucedería siempre si no fumásemos por otras causas no buscadas, el cigarrillo se puede abandonar siempre que uno lo quiera de verdad, ¡miles de personas lo han dejado!, es sólo cuestión de decir: ¡¡¡basta ya!!!, ni un cigarrillo más para envenenarme, para quemar mi salud, mi vitalidad.

Lee más…